Tel. 933 022 915
Tel. 933 022 915

En esta sección, ordenada según cada tratamiento u actividad de Marenostrum, puedes consultar información que esperamos resulte de utilidad para nuestros pacientes y usuarios.

 

Artículos sobre medicina homeopática

 


Estudio que analiza el coste y efectividad de la Homeopatía y sirvió para incluir la Homeopatía en la Sanidad Pública suiza

http://www.springer.com/gp/book/9783642206375
 

Otros estudios y artículos interesantes:

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pmc/articles/PMC4132365/

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/25768800

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/22073975

https://www.ncbi.nlm.nih.gov/pubmed/26051564

¿Existen homeópatas especialistas, así como existen médicos espcecialistas en la medicina convencional?. Por Núria Calbet, médica de familia y homeópata en Marenostrum.

Fundamentalmente, no, justamente porque los homeópatas no tratan solamente las enfermedades y tienen una mirada integral de cada ser humano. Cierto es que existen homeópatas que, fruto de su experiencia y reocorrido, han adquirido más conocimientos en ciertas áreas y se han subespecializado en algunas enfermedades o dolencias concretas, como puede ser el caso de las enfermedades de la piel, problemas ginecológicos, psiquiatría, etc. De igual modo, muchos médicos homeópatas han adquirido una especialidad en el campo de la medicina convencional previamente a desarrollar su ejercicio como homeópata.

Si no se conocen bien los antecedentes patológicos o de salud de mi familia de origen, ¿puedo igualmente empezar un tratamiento con homeopatía?. Por Núria Calbet, médica de familia y homeópata en Marenostrum. Diciembre 2016.
Igualmente el homeópata debería conocer sus antecedentes familiares en términos de salud para una buena y mejor prescripción. Si no es posible la obtención de ese tipo de información, será de gran importancia que el médico homeópata tome su caso en especial profundidad. Un tratamiento homeopático siempre es posible.

¿Dispone la Homeopatía de un agente contra las bacterias?. Por Núria Calbet, médica de familia y homeópata en Marenostrum. Noviembre 2016.
La Homeopatía no dispone de un agente para luchar directamente contra las bacterias, los virus, los hongos, etc. Su acción deriva en reforzar el organismo, de tal manera que el propio sistema de defensa pueda erigirse contra los agentes patógenos. La Homeopatía actua, podríamos decir entonces, de forma indirecta. Un tratamiento homeopático constitucional permite a la persona reforzar sus sistema inmunológico y así ser resguardado de las enfermedades infecciosas o padecerlas de un modo menos virulento.

"¿Qué enfermedades pueden ser tratadas con Homeopatía?". Por Núria Calbet, médica de familia y homeópata en Marenostrum. Noviembre, 2016.
Las enfermedades agudas como las diarreas, los vómitos, los resfriados, la tos, los dolores de garganta, los dolores de oído, los nervios previos a exámenes, los problemas derivados de los viajes, los golpes de calor, etc, se tratan bien con homeopatía. A menudo, los pacientes eligen también la homeopatía para tratar dolencias que otras terapias no les han aliviado. Consecuentemente, los médicos homeópatas tratan igualmente enfermedades crónicas, como problemas de piel, asma, alergias, migrañas, dolores de origen reumático, depresiones, ansiedades, enfermedades neurológicas, problemas fruto del estrés o sobrecargas diarias, insomnio, vértigos, enfermedades cardio-vasculares, problemas gastro-intestinales, enfermedades renales o del sistema uro-genital, etc.

 
Artículos sobre pediatría homeopática

"El catarro de vías altas", por Patricia Ricciardelli, pediatra homeópata en Marenostrum.
 

Acontece cuando el niño presenta mucosidad en la nariz y garganta dificultando la respiración. Esta mucosidad provoca que respire con la boca abierta y al secarse la garganta comienza a toser.
Generalmente, se origina por infección viral y se acompaña de fiebre, tos y-o estornudos.
Es muy frecuente durante la niñez y a veces varias veces en un mismo año.
Medidas: Hidratación frecuente con agua o zumos naturales. No obligar a comer. Hacer lavados nasales con soluciones salinas. Comer productos frescos, sobre todo frutas y verduras. Humedecer el ambiente y mantener una temperatura suave, ni muy caliente ni muy fría.
Cuándo hay que acudir a urgencias: Si empeora el estado general, el niño está decaído, somnoliento o muy irritable. Cuando aparezca dificultad para respirar, o lo hace muy deprisa, se le marcan las cotillas al hacerlo o mueve mucho el abdomen o se le hunde el pecho.
También si el niño tiene menos de tres meses de vida y el catarro se acompaña de fiebre persistente.

artículos sobre ginecología homeopática

Arianna Bonato, ginecóloga y homeópata en Marenotrum, nos presenta el siguiente artículo sobre la Haptonomía:

La haptonomÍa es una ciencia fenomenológica que investiga el mundo de la afectividad humana. Qué es la afectividad? Cómo se relaciona con la esfera mental y emocional? Cómo afecta a nuestra corporeidad el hecho de sentirnos en seguridad afectiva o de sentirnos, al contrario, vulnerables? Se trata entonces de un acercamiento global y afectivo a la persona, más que de una terapia corporal, aunque implique un contacto táctil. La haptonomía perinatal se dedica a acompañar el inicio de la vida. Otorga gran importancia a las experiencias vividas en el útero materno donde el niño constituye sus primeras memorias y toma en gran consideración el ambiente psico-afectivo en donde estas experiencias son vividas. El dolor en el parto por su extraordinaria intensidad y especificidad despierta a menudo emociones contradictorias en las madres y en los padres junto con miedos y recuerdos, a veces escondidos durante años. El contexto habitual que rodea el nacimiento es aún hipermedicalizado y tecnificado, desafortunadamente muy poco afectivo. Por todo ello puede suceder que las madres respondan al dolor retirándose en su mundo interior o, por lo contrario, huyendo de sí mismas, fuera de sí. Nuestro trabajo durante el parto está profundamente basado en la devolución de la “seguridad de base” y la confirmación afectiva de la madre, el padre y el niño que pronto nacerá para que pueda restablecerse la relación amorosa entre los tres, tan necesaria para que el pequeño pueda colaborar a su nacimiento como sujeto activo y para que la madre pueda poner en su cuerpo el amor que abre, guía y acompaña desde su interior el nacimiento del hijo. Es difícil imaginar la dulzura, la profundidad y la sutileza de los intercambios entre padres e hijo durante un acompañamiento haptonómico en el embarazo y cómo éstos fundan las bases para un nacimiento saludable, bien vivido y menos doloroso. Llevando la ternura allí donde están las manos del padre, los tejidos cambian de consistencia, se ablandan, lo que era rígido se suelta, lo que estaba cerrado se abre, lo que dolía ya no duele tanto. Existen muchos gestos, muchos contactos posibles en haptonomía: gestos que los padres van aprendiendo durante los encuentros con la comadrona o con el ginecólogo que realiza el acompañamiento haptonómico. Los padres experimentan, sienten, descubren, adquieren maneras para llevar el sentimiento al cuerpo o al espacio que les rodea, prolongándose afectivamente el uno en el otro e integrando los objetos y las personas que participan en el evento del parto. Todo esto devuelve una gran seguridad, aporta alivio, calor y sobretodo un envoltorio afectivo en los momentos más críticos del trabajo de parto o del periodo expulsivo. Pero la haptonomía no termina con el nacimiento. Pone especial atención a los primeros momentos de vida extrauterina. Sabe que el recién nacido es alguien que viene de pasar de un estado a otro con todo lo que eso puede traer de emociones y de sensaciones fuertes. Todo lo afecta y todo es potencialmente amenazante. Viene de un mundo líquido, caliente, oscuro, cerrado en el que solía moverse libremente, donde no conocía ni el hambre ni el dolor de panza. El recién nacido fuera del vientre materno es en primer lugar alguien que ha perdido su libertad de movimiento, que se encuentra separado de la madre, sin ser todavía ni autónomo ni independiente. Para que pueda entrar en la vida con una dinámica propia, en niño tiene que poder establecer referencias entre su pasado y su presente. Es esencial que el recién nacido pueda sentirse en seguridad afectiva para hacer un “inventario sensorial”, una clasificación de lo que se perdió, de lo que es nuevo y de lo que le queda, así que sostenido en su base por los padres, apoyado en el regazo materno hace el inventario para llegar a esta conclusión indispensable “Son ellos; entonces soy yo”. Si es fuerte en esta certeza, podrá ir hacia delante sin nostalgia, dejando atrás el feto que fue El acompañamiento haptonómico comienza en el primer trimestre y sigue hasta que el niño empiece la marcha, que en haptonomía se llama “la revolución bípeda”, ya que pasar del suelo a la verticalidad es una verdadera revolución que da la bienvenida al niño en el mundo de los que caminan sobre dos patas, con todo el inmenso conjunto de ventajas y responsabilidades que esto implica. En nuestro centro, Arianna Bonato, ginecóloga y homeópata, ofrece acompañamiento haptonómico durante la gestación. La haptonomía puede ser útil para preparar la llegada de un bebé cuando la pareja está en búsqueda de un embarazo y también en mujeres que necesiten volver tener contacto íntimo y afectivo con su cuerpo y su femeneidad.  

 
Artículos sobre acupuntura médica

Artículos sobre acupuntura médica.

Artículos sobre medicina integrativa

Artículos sobre medicina integrativa.

Artículos sobre osteopatía

artículos sobre osteopatía.

Artículos sobre terapia corporal

Artículos sobre terapia corporal.

Artículos sobre veterinaria

Artículos sobre veterinaria.

Otros artículos

 

Objetivo: Evitar los resfriados, por Dorte Froreich, naturópata y nutricionista ortomolecular. Enero 2017

 
Estamos en la “época de la bufanda” y con frecuencia, ¡nos resfriamos! Cuando viene el frío, empezamos nosotros y nuestros hijos con mocos, estornudos, tos, fiebre e infecciones. ¿Qué podemos hacer? 
 
Mi primera recomendación: estimular el sistema inmune y reforzar las defensas, ya que ¡prevenir es mucho mejor que tratar!
 
Para desinfectar el ambiente y prevenir los contagios en casa y en el trabajo podemos quemar o vaporizar aceites esenciales de pino, tomillo, salvia, limón, pomelo o eucalipto.
 
Otros consejos naturistas de preparación para el frío son:
Paseos diarios al aire limpio (campo, montaña, mar).
Duchas de agua fría/caliente (en dirección desde los pies hacía la cabeza).
Cepillado circular de la piel en todo el cuerpo (dirección corazón).
¡Beber suficiente! Bebidas recomendadas serían: agua + agua de mar, infusiones de tomillo con jengibre, limón y miel o caldos vegetales con alga Kombu y miso.
 
También deberíamos aumentar el consumo de todos los alimentos con capacidad para estimular nuestro sistema inmune, que son: ajo, cebolla, puerro, tomillo y jengibre por su acción anti-infeccioso y mucolítico; además de limón, naranja, pomelo, kiwi, pimiento rojo, rabanitos, remolacha, perejil fresco e infusión de malva por su aporte en vitamina C, que reduce la histamina en el cuerpo y estimula el sistema inmune, ¡sin olvidarse de completar adecuadamente nuestra dieta diaria con vegetales crudos y cocidos, cereales integrales, grasa saludable y proteína en su justa medida!
 
A continuación os daré unos consejos, que ayudarán a mantenernos sanos y que apoyarían la curación:
 
Empezar cada ingesta con algo crudo, como fruta, hojas verdes o vegetales frescos, mejor biológico, por su aporte en vitaminas, minerales y enzimas. 
Incluir alimentos fermentados como yogurt natural o kéfir de cabra ecológico, chucrut (col blanco crudo fermentado) y miso no-pasteurizado, que aportan pre- y probióticos a nuestra flora intestinal, la mantienen en equilibrio y así ayudan a reforzar nuestra primera línea de defensa hacía el exterior.
Combinar las verduras con cereales integrales y legumbre o proteína animal, e incluir en los diversos platos frutos secos y semillas crudas, germinados, algas, cúrcuma y jengibre.
Aprovechar los cítricos, kiwi, piña, granada, alcachofa, setas shitake y todo tipo de coles, porque refuerzan el sistema inmune, depurando además el sistema hepático y renal.
Consumir espinaca, calabaza, zanahoria, moniato, col, brécol y orejones (albaricoque) por su aporte de beta caroteno (pro-vitamina A), ¡muy importante para la salud de nuestras mucosas!
Preparar caldo de pollo ecológico con muchos vegetales como ajo, cebolla, apio, puerro, nabo, zanahoria, jengibre y alga, añadiendo perejil fresco, aceite de oliva y miso diluido al final de la cocción, para mantener la salud.
De postre tomar infusiones de diferentes hierbas, para aliviar la sintomatología específica de cada momento y para aumentar la hidratación y la excreción.
Evitar los dulces, azúcares, galletas, bollería y harinas refinadas, porque son el alimento preferido de las bacterias.
 
Podemos observar fácilmente la importancia de nuestro “terreno” (predisposición) para mantenernos sanos, cuando los niños están en contacto con sus amigos que ya “han pillado” algo o cuando viajamos en metro o autobús y a nuestro alrededor todo el mundo lucha con sus síntomas de resfriado. 
 
Algunos de nosotros entonces se infectan, y muchos otros, no. Dependerá en buena parte de cómo esta tu sistema digestivo, porque la mayoría de las bacterias y virus entran en contacto contigo a través de la respiración o por la boca a través de las manos. En ambos casos pasan al esófago, bajan al estomago y siguen su trayectoria hacía el intestino. Ahí les espera nuestra primera y más importante línea de defensa inespecífica, los  linfocitos, la policía de nuestro sistema inmune. 
 
Si tu mucosa y la flora intestinal están en buen estado, se van a repelar estos agresores, les negarán la entrada al organismo y serán excretados con las heces al exterior. Pero si la flora esta dañada, desequilibrada y “fuera de servicio” por muchas razones posibles (dieta inadecuada, candidiasis, tratamiento con antibióticos, etc…), fácilmente pueden pasar los invasores a través de la mucosa hacía la sangre y penetrar dentro del organismo, donde afectarán el tejido más apropiado para ellos y nos enfermamos. 
 
En cuanto llegan al sistema respiratorio, el cuerpo intenta de defenderse de ellos produciendo moco para enganchar a bacterias o virus y luego con un ataque de tos o estornudos expulsar este moco infectado hacía el exterior. 
 
Pero también hay alimentos  que favorecen la producción de más moco, agravando con ello todos los síntomas del aparato respiratorio. Además, los niños “atópicos”, con tendencia a padecer síntomas como rinitis, sinusitis, asma o dermatitis, a menudo van mejorando su sintomatología con solo eso: la eliminación de la leche de vaca de su dieta. En caso de mucho moco, sería incluso recomendable de pausar con todos los productos lácteos hasta la mejoría de los síntomas. Cuando se vuelven a introducir, los productos fermentados (kefir) a base de leche de cabra u oveja serían los más adecuados.
En todo caso es muy importante un descanso adecuado, una buena ventilación del dormitorio, humidificar el ambiente y beber suficiente a lo largo del día, sobre todo agua a temperatura natural, zumos y licuados de fruta y vegetales frescos, infusiones y caldos vegetales depurativos y remineralizantes.
También se puede echar mano de algunos suplementos dietéticos,  especialmente indicadas para apoyar el sistema inmune, como son: 
La vitamina C natural para reforzar las defensas y evitar infecciones.
El polen, un nutriente energético valioso, que ayuda a estimular las defensas.
La jalea real, que fortalece el sistema inmune, estimula el apetito y se conoce como potente reconstituyente del organismo.
El propóleo, que actúa como antibiótico natural, con efecto anti-infeccioso y anti-inflamatorio.
Como último os detallo algunos “consejos caseros” para aliviar los  síntomas más frecuentes. En caso de moco:
Realizar lavados nasales con una lota nasal (en dietética), llenada con agua + pizca de sal marina natural o utilizar el spray nasal de Quinton (agua marina).
En caso de moco espeso: realizar inhalaciones con vahos de tomillo o camomila o aceite esencial de pino para fluidificar y desinfectar.
Introducir 1-2 gotas de limón (desinfectante) en la nariz (inspirar hacía arriba) y luego soplar.
Dejar una cebolla abierta en la mesa de noche, para poder respirar mejor.
En caso de dolor de garganta y tos:
Preparar un sirope de cebolla (mucolítico, balsámico y expectorante), cortando una cebolla cruda en tacos, cubriéndola con miel, azúcar integral o sirope de agave y dejar reposar en la nevera. Tomar el jugo que va soltando.
Preparar una decocción de “raíz de loto” o flor de jazmín con agua y miel, tomar 3-4 tazas al día.
Realizar gárgaras con infusión de salvia, vinagre de manzana, limón o agua caliente + sal marina natural.
Tomar infusiones a base de tomillo, malva o malvavisco, llantén, sauce, hinojo o jazmín, con jengibre, miel ecológica y limón.
 
¿Es necesario seguir comiendo cuando no hay apetito?
En caso de infección es normal que el paciente pierda el apetito. El cuerpo necesita toda su energía para combatir los invasores y se ahorra la energía que le costaría realizar la digestión, aproximadamente un 30% de su energía total. Por ello sería recomendable garantizar la hidratación del cuerpo y así fluidificar todas sus excreciones, preparando un caldo de pollo (efecto antigripal), zumos y licuados vegetales y naturales e infusiones según molestias y a gusto. No hace falta insistir en comidas sólidas antes de una mejoría, que rápidamente devolverá el apetito.
 
 

El Yoga durante el embarazo; por Ximena.


¿Por qué es increíble hacer yoga durante el embarazo? 

Como practicante y profesora de yoga, durante gran parte de mi embarazo hice mi propia práctica, intentando mantener el ritmo de lo que hacía antes, adecuándome a los cambios de mi cuerpo y sobretodo respetando al hermoso ser que estaba creando en mi interior. Por mi propia experiencia y la de las mujeres a las que acompaño a través del yoga, considero que las clases para embarazadas no tienen porqué ser completamente suaves, lentas ni aburridas. El parto es un momento intenso con largas horas de movimiento constante, por lo que considero que las clases pueden ser igualmente intensas sin tener que hacer posturas innecesarias o poco beneficiosas.

Hacer mi propia práctica, por una parte me funcionaba muy bien porque me mantenía físicamente, pero al mismo tiempo me hacía falta un espacio donde hablar de mi embarazo y acompañarme con otras mujeres que también estuvieran embarazadas para hablar de dudas y miedos, compartir risas y llantos. Expresar sensaciones que en otros espacios no son comprendidas porque no es "el lugar de las embarazadas". Por eso quiero compartir las razones por las que encuentro increíble hacer yoga para embarazadas, sin importar si has practicado yoga antes o si no sabes nada.

1. Es un momento de encuentro único entre tu bebé y tú, en el que pueden conectar a través del movimiento.

2. Con tu movimiento tu bebé conoce otras posiciones en su cuerpo y te siente, lo que le sirve como estímulo dentro de tu vientre.

3. Te mantienes activa, tonificas, fortaleces y te flexibilizas físicamente lo que se traduce en un beneficio a nivel mental para los cambios y decisiones que enfrentas en el embarazo, parto y tu vida en general.

4. Las posturas de yoga te ayudan mucho para aliviar malestares propios de esta etapa.

5.El yoga te ayuda a ser consciente de tu cuerpo, tus movimientos y tu respiración, lo cual sin duda te ayudará en el momento del parto. 

6. Puedes descubrir que eres capaz de hacer posturas que ni siquiera imaginabas! Ayudándote a fortalecer la confianza en ti misma.

7. Preparas tus caderas y huesos para abrirse para el parto.

8. Descubres tu manera natural y poderosa de respirar que será tu aliada durante las contracciones y el parto. 

9. Hablamos con naturalidad y libertad sobre el embarazo y el parto, donde puedes aclarar tus dudas y contar tus miedos. Sin duda te ayudará a sentirte fuerte anímicamente y confiada frente los cambios que estás viviendo.

10. Al compartir tu experiencia con otras mujeres embarazadas encuentras tu tribu, en la que puedes sentirte acompañada y comprendida.

11. ¡PUEDE SER UN LUGAR DE EMPODERAMIENTO DONDE RECONECTES CON TU SABIDURÍA Y CONFIANZA PARA PODER PARIR!

  • Dónde estamos

    Conozca que nos diferencia








    + Info